h1

Contra tu Voluntad

noviembre 7, 2006

Es una tarde como cualquier otra, estas en el trabajo, pero no sabes que tu vida esta a punto de cambiar por completo. Recibes una llamada de trabajo y te dan la dirección de una reunión a la que tienes que acudir en ese momento.

Cuando te diriges al lugar previamente acordado te das cuenta que cada vez te alejas mas de las zonas habitadas al punto de que te encuentras manejando sobre un camino de tierra. Al llegar vez que es un terreno baldío, solo hay una vieja antena de transmisión y nadie ni nada en los alrededores.

Al ver lo sospechoso de la situación, preocupado, te das la vuelta e intentas salir de ese lugar, pero ya es muy tarde lo único que sabes es que te han metido en la parte trasera de un vehiculo y no sabes que rumbo tienes.

 

Después de un rato te despiertas, con un extraño dolor de cabeza, seguramente te drogaron y te das cuenta que tienes algo adherido a tu cuerpo y una nota al frente tuyo.

La nota explica el extraño aparato es una bomba de tiempo, que debes cumplir 4 tareas antes de que se acabe el tiempo o esta te volará en mi pedazos, cualquier intento por liberarte de ella y la bomba explotara en el mismo momento, hablar con la policía tendrá el mismo efecto.

Tu primera encomienda es robar un banco y obtener 250.000 dólares, para eso te fueron entregadas varias armas. Con el pánico entorpeciendo cada uno de tus movimientos y con lagrimas de desesperación en los ojos entras al banco, apuntas al cajero y le dices que es un robo, que te de la suma que necesitas.

En instantes la policía se hace presente, rodea el banco. Tu ante la desesperación intentas explicarles que no es idea tuya y que estas en una situación de vida o muerte.Los minutos pasan hasta que logras hacerte entender, mientras el cronometro que controla la bomba sigue corriendo.

Finalmente la policía te comprende, llama a un escuadron especializado en explosivos, la pesadilla parece estar por acabar, cuando sientes un terrible dolor en el pecho, escuchas un estruendo, seguido de un largo silencio, una sensación de paz te embarga por completo, sabes que todo termino. Estas muerto.

Esta es la historia parece abstraída de un libro de terror, pero es real. Le ocurrió Brian Wells, un repartidor de pizzas de Pennsylvania, que fue enviado a hacer una entrega y apareció una hora después robando un banco, con un artefacto explosivo atado al cuello, la policía no lo pudo ayudar.

Esto ocurrió en el 2003, aun no se resuelve el caso. El FBI ofrece 100.000 dólares de recompensa por capturar al mentalizador de este terrorífico suceso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: