h1

El Fin de las Guerras

agosto 23, 2006

La idea de que el hombre algún día inventará un arma tan poderosa que tendría terror de hacer una guerra, por la posibilidad de un genocidio, no es nueva.

Cuando Alfred Nobel, famoso inventor sueco, en el año de 1866 inventa la dinamita, el esta convencido que esta, por su gran fuerza destructiva, se convertirá en el instrumento que pondrá fin de los conflictos bélicos.

Que equivocado estaba. Y el lo pudo reconocer, su remordimiento fue tal que al morir, en 1895, en su testamento manifiesta que su fortuna debe utilizarse en la creación de un premio que sirva para reconocer los logros científicos de la humanidad.

De aquí surgen los Premios Nobel, que debían entregarse como lo explicaba el testamento en 5 categorías: Física, Química, Fisiología y medicina, Literatura y de la Paz.

Mucha gente se pregunta por que no un premio de matemáticas, pero eso es material para otra historia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: