h1

7 Mitos Sobre el Challenger

agosto 18, 2006

Todos los que seguimos de alguna manera el programa espacial de la NASA, recordamos esta tragedia. James Oberg, analista de noticias espaciales, en su articulo nos muestra los 7 mitos sobre esta tragedia

 

1- Mucha gente vio el accidente en directo.

Solo CNN transmitió todo en directo, pero poca gente tenia por cable, lo que la gente recuerda como imágenes en directo en realidad es una grabación.

Los que sí lo vieron en directo fueron niños, la NASA había preparado las cosas para que los colegios pudieran seguir el despegue, ya que en ese vuelo iba Christa McAuliffe, la primera profesora en el espacio.

2- El Challenger explotó.

No, realmente se incendio. El hidrógeno y oxígeno líquido que escaparon del tanque principal se incendiaron formando una enorme bola de, no hubo detonación. Los cohetes de combustible sólido siguieron volando sin haber sido dañados. Lo que destrozó el transbordador fueron las fuerzas aerodinámicas .

3- La tripulación murió al instante.

Casi con toda certeza no, aunque el transbordador fue reducido a piezas la cabina se conservó y siguió subiendo hasta alcanzar casi 22 kilómetros de altura para luego iniciar el descenso, y todo parece indicar que la tripulación seguía viva en ese momento, aunque no está claro si estaban conscientes o no.

Lo que sí está claro es que el impacto contra el agua provocó una deceleración de unas 200 veces la fuerza de la gravedad, lo que destruyó la estructura y todo lo que había en su interior.

4- Los cohetes de combustible sólido eran inseguros a causa de injerencias políticas.

Estos cohetes tenían fallos, pero no eran espacialmente peligrosos si se respetaban los parámetros de seguridad, ni el diseño era consecuencia de interferencias de los políticos.

Lo que acabó con el transbordador fue una llama que se escapó de una de los sellos situados entre cada una de las cuatro secciones que forman estos cohetes, estos habían funcionado adecuadamente .

5- El sellado entre secciones de los cohetes era más débil de lo debido a causa de ciertas leyes de protección medioambiental.

Se dice que la NASA se vio obligada por ley a dejar de usar un sellador muy efectivo por su alto contenido de amianto, pero este cambio no tuvo nada que ver con el accidente y de hecho ya se había producido antes de cualquier prohibición.

6- Presiones políticas forzaron el lanzamiento.

El rumor de que se insistió en el lanzamiento para que el presidente Reagan pudiera comunicarse con la tripulación durante un debate no tiene ningún fundamento, pues a los astronautas les tocaba dormir durante este debate y no había previsto ningún tipo de comunicación con Tierra en esos momentos.

7- El accidente fue el precio inevitable a pagar a cambio del progreso.

El desastre no tenía que haber ocurrido, y los responsables de la NASA se equivocaron al decidir lanzar a pesar de las protestas e inquietudes de los ingenieros que se dieron cuenta de que los anillos de goma podían fallar.

Anuncios

One comment

  1. Posta…garron.
    Buen post,saludos desde Mar del Plata
    César [chha101@hotmail.com]



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: